Bésame, no es una ilusión, es realidad.

Únete a mí,

pendo de un hilo muy fino.

Bésame como si fuera la última vez que nos vemos,

tengo tanto que ofrecerte.

Bésame durante toda la noche,

lo deseo.

Vuélveme a besar,

jamás te olvidaré.


Verónica.